Header Ads

EL BLADE JOB NO HABRÍA SIDO EL CAUSANTE DEL ENFADO DE VINCE MCMAHON, SEGÚN PWINSIDER

Completando la información dada ayer sobre el supuesto enfado de Vince McMahon el pasado domingo por toda la sangre que se vio en la pelea entre Brock Lesnar y The Undertaker, el PWInsider asegura que ese no fue el aspecto que molestó a Vince.

Uno de sus contactos en backstage comenta que, si bien no estaba molesto por el uso de sangre en la pelea, tampoco se mostró entusiasmado por ello. Lo que realmente molestó a Vince fue que Brock Lesnar se quitara del medio al médico que intentó limpiarle la herida. Esta acción fue 100% real y en ningún momento se habló de ello antes del combate. Lesnar estaba tan molesto con que alguien quisiera eliminar la sangre de la pelea que, instintivamente, apartó a todo lo que se puso en su camino.

Y en lo referente a un posible "blade job" (sagrado provocado) en el evento estelar del domingo, parece ser que el único en hacer uso de esta técnica fue The Undertaker. Los cortes intencionados suelen provocar heridas de muy poca envergadura, y Lesnar tuvo que recibir nueve grapas en la cabeza, por lo que descartamos completamente el uso de cuchillas. Además, con lo estricta que es la WWE en estos temas, Brock simplemente se dejaría golpear más fuerte.

Cuando ambos luchadores regresaron a backstageno hubo ningún tipo de incidente ni de mal ambiente con Vince McMahon y la directiva. Esto desmiente totalemente los rumores que hablaban de una posible reunión entre el señor McMahon y los protagonistas de la lucha principal de la velada.