Los directivos de la WWE llevaban unas tres semanas barajando la posibilidad de incluir a Seth Rollins en el combate entre Brock Lesnar y John Cena por el Campeonato Mundial Peso Pesado de la WWE que tendrá lugar en el Royal Rumble. Estuvieron dudando con la posibilidad de hacerlo o no durante un tiempo y finalemente decidieron llevarlo a cabo.

Cómo veís, esta no fue una decisión fácil de tomar. Los oficiales tuvieron varias reuniones para discutir si un último enfrentamiento entre Brock Lesnar y John Cena en el que saldría un ganador de forma limpia sería la atracción principal para vender el PPV o si, en su defecto, podrían añadir a Seth Rollins a la pelea haciendo de esta una triple amenaza porque la Batalla Real de 30 hombres es realmente lo que hace a la gente compre el show.

Además, durante estas reuniones, se estuvo hablando de la posibilidad de crear una nueva storyline en la que Lesnar mostrará su enfado con The Authority por haber añadido a Rollins al combate. Esto causaría problemas entre las dos partes (Heyman & Lesnar y The Authority) y desembocaría en una situación de máxima tensión en la que Brock Lesnar dudaría acerca de la fidelidad de su mánager, Paul Heyman.