Durante la emisión del PPV WWE FastLane 2015 el público fue sorprendido tras la pelea por el título Intercontinental entre Dean Ambrose y Bad News Barrett.

Las luces se apagaron y la música de Undertaker sonó en el FedexForum de Memphis. Varios encapuchados hicieron su aparición portando una lápida, pero de ella no salió el Deadman sino Bray Wyatt quien realizó una promo retando a The Undertaker a un combate en Wrestlemania 31.

De esta forma se confirma que los mensajes en clave de Wyatt iban dirigidos al Deadman. Se espera que The Undertaker de una respuesta mañana en Monday Night Raw.